Ventas directas son las ventas de bienes y servicios que requieren de un contacto directo con el comprador. Y no sólo el contacto directo, pero también el lugar de venta, que es el territorio de un comprador potencial. Por ejemplo, su propia casa, apartamento, oficina, empresa, directamente en el lugar de trabajo del cliente. Es la forma más eficaz de vender, que proporciona el máximo de ganancias. Las ventas directas son un método, cuya esencia es el contacto individual con el consumidor. 

Ventas directas

El contacto directo con el cliente en un determinado lugar proporciona una gran cantidad de información útil:

  • La reacción al agente de ventas;
  • La actitud del cliente a la oferta.
  • La reacción a las siguientes frases es visible
  • Podemos anticipar el resultado de la conversación y el desarrollo de los acontecimientos, podemos establecer contacto con el cliente y, si es posible, incluso a predecir la oportunidad de tal cooperación (es decir, prospectos para ventas repetidas y cooperación en curso).

Como de costumbre, las ventas directas son la presentación y el acompañamiento verbal detallado de esta presentación. El cliente debe crear un concepto no sólo sobre el producto o servicio, sino también acerca de su persona. Posteriormente, el cliente decide si necesita o no de su propuesta. Luego le toca a usted: presentar la propuesta, despertar el interés, tratar a un cliente potencial con respeto. El cliente debe recibir toda la información necesaria sobre el producto o servicio. Si el cliente no sabe algo, entonces puede haber dudas, que esencialmente pueden complicar su venta.

El núcleo de las ventas directas para clientes

La práctica mundial muestra que las ventas directas son, en primer lugar, acerca de la calidad de los productos. Está claro que si usted llega a vender productos de baja calidad, entonces, en primer lugar, nadie va a comprar, y en segundo lugar, incluso si alguien se lo compra, no regresarán de nuevo. 

Las ventas directas están reguladas legalmente ya que el consumidor tiene los mismos derechos que aquel comprador en el supermercado, y a su vez, usted tiene exactamente las mismas obligaciones que el vendedor, que tiene su propia área de ventas o tienda minorista. 

Asimismo, cabe señalar que no hay nada mucho más conveniente para un cliente que las ventas directas. Usted, como comprador, no tiene que ir a ningún lado. Todo le será traído a usted. Si usted no puede recibir al vendedor pero está interesado en su oferta, la mayoría de los vendedores le preguntarán si tiene tiempo más adelante y harán una cita. Así es como compra un perezoso. 

Por otro lado, existe el riesgo de que el sobreprecio sea mucho mayor al de una tienda de menudeo. En esta situación, debe de entender que está pagando al vendedor un dinero adicional por los recursos físicos invertidos en visitarlo a usted. 

El proceso de ventas directas se ilustra a continuación.

El proceso de ventas directas

¿Cómo se hacen las ventas directas?

1. Establezca sus objetivos

Como en cualquier otro negocio, los objetivos son esenciales. Hay muchas razones por las cuales deben de formularse: los objetivos son motivadores; seguramente tiene un equipo de representantes quienes deben de estar familiarizados con las metas, para avanzar en la dirección correcta; le harán avanzar cuando su negocio parezca fallar. Asegúrese de que se han fijado metas realistas, no sea demasiado exigente. Al hacer una lista de ellas, recuerde que las ventas directas no son la forma más fácil, ni la mejor variante para ganar mucho dinero, en un corto período de tiempo. Usted debe hacer más esfuerzos para lograr el éxito.

2. Determine su público objetivo

¿Quiénes son sus clientes? ¿Es importante tener negocios en su ciudad? ¿Qué necesitan?

Responda a estas 3 preguntas para tener una mejor idea de sus clientes potenciales. Determine lo que quiere vender, quién necesita de este producto y si es pertinente hacerlo en su ubicación. Haga una investigación para averiguar cuántos vendedores en su ciudad venden el mismo producto que usted desea vender. Así, descubrirá si hay demanda y competencia. Si la competencia es alta, piense dos veces si el juego vale la pena.

3. Aprenda, aprenda, aprenda

Si es un principiante, asista a capacitaciones y cursos, comuníquese con mentores profesionales, lea más acerca de las prácticas exitosas. Usted necesita tener una buena base de conocimientos para convertirse en un vendedor profesional.

4. Administre su tiempo

Muchas personas están dispuestas a iniciar su propio negocio en la venta directa, dado que no quieren trabajar para alguien más, teniendo una jornada de trabajo habitual de 9 a 5 y sólo 2 días de fin de semana. Muy a menudo, empiezan a la hora que se les antoja, entre 10 u 11 porque son los jefes. ¡No cometa tal error! Planifique su día, haga una lista de las actividades más importantes y establezca su tiempo, con lo cual se controlará a si mismo y a su equipo.

5. Incremente su red

Las ventas se tratan de comunicación y de establecer relaciones con las personas. Visite conferencias, seminarios, reuniones de negocios y otros eventos para conocer nuevas personas. Tendrá la oportunidad no solo de aprender de la experiencia de otros profesionales, sino de hacer que las personas lo conozcan a usted y a su producto. En estas reuniones, es muy probable que adquiera nuevos prospectos.

6. Mantenga vivo su entusiasmo

Es cierto, habrá días en los que estará a punto de salirse del negocio, debido a problemas, fallas o dificultades. ¡Nunca se rinda! Es solo otra experiencia útil. Recuerde sus metas y siga adelante.

¡Siga estos pasos para tener éxito en la venta directa!

Califica este artículo sobre "Ventas directas"

Opinión de los usuarios: 5 / 5 (8)

Pruebe SendPulse hoy mismo gratis

Si está interesado en "Ventas directas" , podría estar interesado en nuestro servicio de correo electrónico masivo.