El volumen de ventas es el número de unidades vendidas por un negocio en un tiempo determinado, puede ser, por ejemplo, durante un año.

Por qué es importante el volumen de ventas

A diferencia de las ventas totales, el volumen de ventas se enfoca completamente en la cantidad de unidades vendidas y no en las ganancias obtenidas. Aunque pareciera una métrica poco importante, la verdad es que es completamente lo contrario.

El volumen de ventas es un indicador fundamental de la salud de tu negocio. De esta manera puedes evaluar tus estrategias de marketing, el desempeño del departamento de ventas y elegir la mejor logística para tus ventas en físico.

El evaluar el volumen de ventas te permite, en general, encontrar mejores estrategias para vender más productos. Si tienes diversas tiendas físicas en una ciudad y el volumen de ventas varía significativamente entre locaciones, definitivamente deberás pensar muy bien en dónde podrías ubicar tu próxima tienda, pues el factor de la cantidad de unidades de venta será un factor fundamental.

Igualmente, puedes hacer un seguimiento del volumen de ventas individual de cada uno de tus promotores. Esto te ayudará a identificar a tus trabajadores más efectivos, dejar libres a los colegas poco motivados o, bien, invertir en su formación.

También tendrás una clara idea sobre los productos que mejor se venden y sobre aquellos que necesitan mayor promoción e, incluso, los que deberías descontinuar.

Ahora te explicaremos cómo calcular tu volumen de ventas.

Cómo calcular tu volumen de ventas

Para calcular tu volumen de ventas simplemente necesitas multiplicar el número de unidades vendidas al mes por el lapso de tiempo que quieras analizar. De esta manera tenemos la siguiente fórmula.

Volumen de ventas = Unidades vendidas * Lapso de tiempo

Supongamos que vendes focos y quieres calcular el volumen de ventas de tus focos en un año. Si vendes un promedio de 300 focos al mes, entonces en un año estarías vendiendo 3,600 focos.

300 * 12 = 3,600

Ciertamente esto te está dando más un estimado que un número exacto, pero ciertamente te ofrece un panorama general de la cantidad de unidades que estás vendiendo. Claro que si quieres el número preciso, necesitarías hacer la suma de cada mes, en un proceso que es más tardado.

Lo mismo lo puedes hacer si quieres calcular tu volumen de ventas en otros lapsos de tiempo. Por ejemplo, si quieres calcular tu volumen de ventas en un mes, puedes utilizar las unidades vendidas en una semana y multiplicarlo por 4 y así respectivamente.

Esto lo podemos comparar con la cantidad de ventas totales, en la cual debemos multiplicar el volumen de ventas por el precio de la unidad. Tomando el mismo ejemplo de los focos, y consideramos que lo vendemos a $15 pesos cada uno, tenemos la siguiente cantidad:

3,600 * $15 = $54,000

Ahora que ya sabes cómo calcular tu volumen de ventas, te interesará conocer algunas formas en que podrás aumentarlo.

8 estrategias para aumentar tu volumen de ventas

Debes recordar que estas estrategias están enfocadas en optimizar tu trabajo con tus prospectos y con tus representantes de ventas. Asegúrate de considerar cada uno de los aspectos que te explicamos a continuación.

1: Identifica el valor único de tu producto

Este paso es fundamental al desarrollar cualquier producto nuevo. Debes preguntarte qué es lo que hace único a tu producto, por qué tu producto sobresale por encima de otros productos similares y, sobre todo, por qué la gente debería comprar tu producto.

Si tienes claro cuáles son las cualidades únicas de tu producto, será más fácil persuadir a tus prospectos que sí necesitan tu producto.

2: Ten la necesidad de los consumidores como médula de tu negocio

Si no sabes nada sobre las preocupaciones y preferencias de tus clientes, es difícil que te hagan caso. Las personas aman las marcas que aprecian los intereses de sus clientes y se esfuerzan en ofrecerles una experiencia gratificante.

Por ejemplo, si tienes una marca de cosméticos y quieres lanzar un producto nuevo, deberías investigar y consultar con dermatólogos para desarrollar productos distintos para diferentes tipos de piel.

3: Cultiva y califica tus leads

Las personas no están listas para comprar tu producto al primer momento de conocerlo. Por lo tanto, necesitas calificar tus leads de acuerdo a su disposición para comprar tu producto y su estado financiero.

Si los evalúas como leads no-calificados, entonces necesitas cultivarlos. Esto significa que necesitas brindar contenido relevante de acuerdo al nivel en el que se encuentren de tu funnel de ventas, bien podrás resolver sus preguntas, tratar sus objeciones y construir una confianza con tu marca.

Puedes cultivar leads a través de campañas de email marketing y chatbots para redes sociales. Con SendPulse tienes la oportunidad de enviar hasta 15,000 correos electrónicos y crear hasta 3 bots al mes completamente gratis.

4: Invierte en promoción y marketing

Tal vez podrás vender productos únicos, pero no sirve de nada si nadie sabe sobre ellos. Puedes implementar campañas de marketing bien planeadas que te ayudarán a incrementar tu alcance de manera muy significativa, así podrás adquirir más prospectos y aumentar tu reconocimiento de marca.

Debes elegir un servicio de marketing que te ofrezca herramientas útiles, por ejemplo, que te permita informar de manera efectiva a tus clientes sobre promociones, responder sus preocupaciones por correo electrónico, notificaciones web push, SMS y más.

5: Acelera tu ciclo de ventas

Esto quiere decir que debes recortar la secuencia de pasos necesarios para vender un producto. Tu tarea es vender la mayor cantidad de unidades en el menor tiempo posible. Y entre más pronto logres esto, mayor será tu volumen de ventas.

Te recomendamos dedicar más tiempo y dinero en la mejora del desempeño de tus canales de ventas. Puedes automatizar todas tus tareas rutinarias a través de la plataforma de SendPulse, simplificar la navegación por tu sitio, implementar compras con un solo clic, personalizar la comunicación, crear perfiles del cliente y agendar llamadas con prospectos.

6: Recompensa a tus clientes leales

Haz que tus clientes sepan que aprecias su compra. El trabajar en la lealtad del cliente te permitirá aumentar su retención, ventas y las recomendaciones a otros consumidores. Para esto puedes crear un programa de lealtad.

De esta manera les puedes otorgar puntos por usar tu servicios, comprar tus productos y les permites intercambiar dichos puntos por otros productos y regalos. Igualmente, puedes promover el que tus clientes compartan su opinión, así podrás fortalecer tus puntos fuertes y mejorar en tus áreas de oportunidad.

También puedes enviar correos personalizados en sus cumpleaños, obsequiarles cupones y darles seguimiento. El punto es construir una relación cálida y duradera con tus clientes.

Si quieres conocer más, te recomendamos este artículo sobre Cómo mantener una relación cercana con tus clientes.

7: Coordina tus equipos de soporte, ventas y marketing

Si promueves la comunicación entre sus miembros, estos departamentos se pueden complementar a la perfección.

Soporte y ventas saben de primera mano las preocupaciones y preferencias de tus clientes, esta información la puedes comunicar a tu equipo de marketing, el cual podrá adaptar sus estrategias de acuerdo a la información que reciba. De esta manera, tu trato con el cliente y el desarrollo de nuevos productos se podrá optimizar al máximo gracias a la cooperación de los tres equipos.

8: Motiva y reconoce a tus vendedores

Tus promotores son justamente las personas que tienen mayor impacto en tu volumen de ventas, sobre todo en situaciones de ventas en persona. Por lo que debes contratarlas y tratarlas sabiamente.

Te recomendamos leer más en este artículo sobre Técnicas de selección de personal.

Ya no necesitas nada más seguir un script, tus vendedores deben ser capaces de adaptarse rápidamente a cualquier situación. Puedes colaborar con ellos para crear un plan de ventas, establecer una cuota y, si un vendedor la supera, darles una recompensa.

Recuerda que tu equipo debe estar motivado y su sueldo no es lo único en lo que van a pensar. Debes crear una atmósfera de trabajo positiva y amistosa, trabajar en la unión del equipo y tener siempre la disposición de escuchar y ayudar a tus compañeros.

El volumen de ventas no solamente indica la cantidad de unidades vendidas, es un reflejo de cómo se desempeña tu empresa y cómo tus clientes perciben tu marca. Aplica estas estrategias y verás mayor ganancias pero, sobre todo, un mejor desempeño de tu negocio.

También buscado con
Califica este artículo sobre "Volumen de ventas"

Opinión de los usuarios: 0 / 5 (0)

Nuevo

Pruebe SendPulse hoy mismo gratis

Si está interesado en "Qué es el Volumen de Ventas: Fórmula y Consejos", podría estar interesado en nuestro servicio de correo electrónico masivo.