CPM es una abreviación de “Costo por millar” o “Costo por mil impresiones”. Ésto es lo que se nos cobra por que nuestro anuncio sea mostrado 1,000 veces. Esto aplica tanto para publicidad física como para publicidad digital.

El CPM es lo que le cuesta a un anunciante el que su campaña publicitaria sea mostrada 1,000 veces. Hace unos años, los CPM solían tener precios fijos porque no era tan común que las empresas se publicitaran en línea, así que esa era una solución sencilla para que los dueños de los sitios web (publishers) supieran cuánto cobrar a las empresas para mostrar sus anuncios.

Pero obviamente hoy en día todo es diferente. Hoy la gran mayoría de los sitios web presentan saturaciones de publicidad de todo tipo y por lo tanto se han tenido que adoptar nuevas medidas para poder cobrar los precios justos por hacer distintos tipos de publicidad en internet.

¿Por qué es importante el CPM?

Cuando un anunciante decide utilizar CPM al momento de hacer el pago por su campaña publicitaria quiere decir que los publishers van a ganar dinero cada vez que se muestre el anuncio en sus sitios, lo cual puede ser un trato muy lucrativo para ellos, mientras efectivamente generen mucho tráfico en sus sitios, como pueden ser blogs populares o sitios web de noticias.

Y por su parte a las empresas les conviene esta forma de anunciarse cuando su objetivo principal es darse a conocer y marcar presencia ante posibles clientes potenciales en línea, pues así pueden obtener un mayor alcance. Sin embargo, para que esta estrategia sea efectiva es muy importante que se tenga muy claro que las personas que normalmente conforman el tráfico de ese sitio sean las mismas personas a quienes queremos llegar.

¿Cómo calcular el CPM?

El CPM es muy fácil de calcular, sólo necesitas usar la siguiente fórmula:

CPM = (Costo total / (Número de impresiones / 1,000))

Entonces imaginemos que tenemos un presupuesto de $5,000 pesos mexicanos para nuestra campaña publicitaria y buscamos generar un alcance de 50,000 personas. Entonces la fórmula quedaría en:

CPM = (5,000/50,000 /1,000)) = $10 pesos mexicanos, es lo que pagaríamos por cada 1,000 impresiones

CPM vs CPC vs CPA

Como mencionamos antes, el auge y la gran demanda de publicidad por internet ha hecho que se generaran nuevas modalidades de pago para que se adapten a las necesidades y objetivos de cada empresa. Y si bien el CPM es útil para las empresas que buscan generar consciencia de sus marcas, hay otras formas de pago que facilitan cumplir otros objetivos.

El CPC o Costo por Clic significa tal cuál que los anunciantes pagan por cada clic pulsado en un enlace predeterminado. Lo cual quiere decir que esta es la mejor opción para aquellas empresas que lo que buscan es generar más tráfico a sus propios sitios web/redes sociales/blog, etc.

Y por otra parte el CPA, o Costo por Acción, es parecido al CPC pero más complejo. En esta modalidad, además de buscar clics en el enlace, se busca que los prospectos realicen alguna acción adicional tales como registrarse, comprar, completar un formulario, etc. Y por lo mismo que es un resultado un poco más complejo para conseguir, usualmente son campañas más costosas.

Todas estas formas de publicidad pueden combinarse entre sí (y entre otros tipos de campañas) para que puedas asegurarte de obtener siempre los mejores resultados para acercarte a tus objetivos en el menor tiempo posible. Pero por supuesto, todo depende de qué tan buena sea tu estrategia de marketing y de que delimites exactamente a quiénes quieres llegar con tus anuncios.

También buscado con
Califica este artículo sobre "Costo por millar (CPM)"

Opinión de los usuarios: 0 / 5 (0)

Nuevo

Pruebe SendPulse hoy mismo gratis

Si está interesado en "Qué es el CPM: fórmula", podría estar interesado en nuestro servicio de correo electrónico masivo.