Se le conoce como neuromarketing a la corriente del marketing que se enfoca en generar estrategias de comercialización y mercadeo a partir de la aplicación de las tecnologías de la neurociencia. Esta corriente crea tácticas de marketing a partir del comportamiento esperado de los clientes potenciales de acuerdo con investigaciones o reacciones lógicas del cerebro. En muchas ocasiones estas prácticas han sido consideradas como poco éticas por su influencia en la mente de los consumidores.

El neuromarketing es visto por muchos expertos como una disciplina o ciencia, pero en la actualidad se considera una corriente dentro del marketing ya que su uso se ha desplazado por otros teorías que buscan poner en primer lugar la generación de emociones antes que las cuestiones relacionadas con el cerebro o los comportamientos en las decisiones de compra de los usuarios potenciales.

A pesar de haber sido desplazada hasta cierto punto, el neuromarketing, sus principales postulados y sus tácticas más populares siguen inmersas dentro de las estrategias de marketing y se utilizan todos los días puesto que gran parte de su contenido puede adaptarse a otras corrientes y tienen un porcentaje de efectividad amplio.

En Latinoamérica no existe una regulación como tal sobre el neuromarketing. Si bien, se han realizado ciertas normas para combatir ciertas tácticas del neuromarketing, la realidad es que en sí no está prohibido o considerado como un delito el empleo de estas prácticas.

En realidad, la regulación sobre el marketing está más enfocado en la protección de los consumidores que pueden considerarse como vulnerables, como lo pueden ser los menores de edad.

Casos concretos sobre la regulación de prácticas de neuromarketing se encuentran en países como México donde se han prohibido las imágenes de mascotas o dibujos animados (caricaturas) en los empaques de productos azucarados o procesados cuyo público final son los niños. Esta práctica de colores en el empaque y de mascotas en los productos infantiles son tácticas comunes de neuromarketing.

Sobre este mismo tema se puede discutir si el neuromarketing es ético o no. Sin embargo, a pesar de los numerosos debates que se han presentado por especialistas e incluso consumidores aún no se puede dar una respuesta clara. Por el momento, varias prácticas del neuromarketing se siguen implementando.

¿Por qué es el neuromarketing tan importante?

Esta corriente es muy importante porque muchas de sus prácticas están arraigadas y normalizadas dentro de las estrategias tradicionales de marketing. Pero ademàs, porque influye en gran medida en:

  1. La efectividad de la campaña de comercialización al implementar tácticas que ya están comprobadas y que pueden replicarse en varias situaciones porque responde al método científico y la neurociencia.
  2. Las decisiones que se toman con respecto al precio del producto puesto que los números y la percepción de estos por parte del consumidor son relevantes para esta tarea.
  3. Para el diseño del punto de venta, así como de la identidad de marca puesto que estos elementos van a responder a las sensaciones que el cerebro puede experimentar al estar frente a la presencia de estos.
  4. “Leer” la mente del consumidor, como lo hace el neuromarketing, permite a las empresas conocer cómo reacciona frente a determinada publicidad o determinada estrategia de marketing.
  5. Se pueden realizar modificaciones al producto en función de la predicción de los comportamientos del cliente.

¿Cómo funciona el neuromarketing?

El neuromarketing funciona a partir del método científico. Esto quiere decir que requiere de un método o técnica que pueda ser comprobable. En este sentido, dentro de la neurociencia se pueden destacar dos técnicas:

  • Técnicas neurocientíficas que registran la actividad fisiológica cerebral, enfocadas en el Sistema Nervioso Central.
  • Técnicas neurocientíficas que registran la actividad fisiológica no cerebral o del Sistema Nervioso Periférico.
  • Otras técnicas relacionadas con el comportamiento y conducta.

Estas técnicas pueden aplicarse a partir de dos herramientas:

  1. Resonancia Magnética Funcional (FMRI): el FMRI permite observar los flujos sanguíneos en el cerebro que responden a señales o estímulos externos que pueden ser utilizados en una campaña de marketing. De acuerdo con los resultados obtenidos, las empresas pueden decidir qué tácticas o estrategias de marketing pueden utilizar o tienen mayor posibilidad de tener una Retorno de Inversión mayor.
  2. Electroencefalografía (EEG): a través de electrodos se puede determinar las descargas que emite el cerebro al ser expuesto a ciertos estímulos y a partir de eso se puede determinar la eficacia del estímulo.

De ahí que existen 3 tipos diferentes de neuromarketing:

  1. Neuromarketing visual: en este tipo se encuentran todas las prácticas relacionadas con la teoría del color y el diseño tanto del producto como de la publicidad que posicionan al producto en un mejor lugar que sus competidores.
  2. Neuromarketing auditivo: está relacionado al elemento musical, por lo tanto, es utilizado en campañas de video marketing. Los sonidos que se utilizan pueden generar ansiedad, tranquilidad, etc.
  3. Neuromarketing kinestésico: aquí se encuentran las tácticas relacionadas con lo táctil y que se encuentra vinculada con la publicidad interactiva.

Técnicas de neuromarketing

Existen un gran número de técnicas o ejemplos de aplicación del neuromarketing dentro de una estrategia de comercialización. Aquí se presentan las más populares.

  1. Estimulación de los sentidos y emociones: este tipo de neuromarketing es una especie de manipulación de la empresa al cliente potencial para que escoja la marca o producto en cuestión. Se suele apoyar mayormente de técnicas como el storytelling y busca hasta cierto punto que el consumidor haga la selección por “culpa”.
  2. Curiosidad e incertidumbre: esta práctica está muy arraigada dentro del email marketing y busca que los consumidores entren en una estrategia a partir de su curiosidad. La práctica del “clickbait” puede considerarse dentro de está técnica puesto que el uso de títulos o asuntos de correos llamativos puede ser de gran ayuda a aumentar la efectividad de la publicidad.
  3. Gatillos mentales: también considerados como disparadores mentales, apelan a la cuestión racional del consumidor. Entre los disparadores mentales más populares se encuentra el factor de escasez o urgencia, lo cual se puede ver comúnmente en publicidad tradicional o digital.

Cómo implementar el neuromarketing en tu estrategia

Como se ha señalado a lo largo de todo este artículo, el neuromarketing ayuda en gran medida a que se logre tener una estrategia efectiva. Sin embargo, es importante que consideres estos puntos antes de implementarlo:

  1. Evita estrategias invasivas o que puedan generar en el usuario.
  2. No es necesario que inviertas en realizar FMRI u otra técnica. Simplemente se puede investigar sobre estrategias comprobadas.
  3. El neuromarketing visual es una de las mejores opciones para empresas que apenas están empezando en neuromarketing puesto que está más enfocado al marketing digital y por lo tanto la inversión es menor.
  4. Los gatillos mentales deben estar presentes en cualquier tipo de publicidad que se implemente. Entre los que se recomienda utilizar con mayor frecuencia son: prueba social, urgencia y escasez.

Muchos emprendedores o especialistas de marketing tienen miedo de implementar el neuromarketing o estrategias más rudas; sin embargo, si se nota que la audiencia no se siente incomodada con estrategias tradicionales (color, etc.) Se puede optar por otras más invasivas, siempre y cuando se realice con cautela.

Ejemplos de neuromarketing

Estrategias de precio

Uno de los ejemplos más comunes es el “.99”. Esto para que dentro de las mentes de los consumidores se piense que se está obteniendo un producto por un precio menor.

Otro elemento relacionado con el precio es poner un producto intermedio para que el consumidor seleccione el consumo de más alto valor y con ello gaste más de lo que tenía planeado hacerlo. Este tipo de estrategias es común en cines y cafeterías.

Estrategias de color

Los colores rojo y amarillo suelen dar la sensación de hambre, por lo que los establecimientos de comida rápida suelen seleccionar esos colores para sus establecimientos.

También buscado con
Califica este artículo sobre "Neuromarketing"

Opinión de los usuarios: 0 / 5 (0)

Nuevo

Pruebe SendPulse hoy mismo gratis

Si está interesado en "Qué es el neuromarketing: técnicas y ejemplos", podría estar interesado en nuestro servicio de correo electrónico masivo.