Es un tipo de publicidad que se enfoca en motivar la decisión de compra del consumidor a través de medios y factores subjetivos como lo son las emociones y los sentimientos. Si bien, este tipo de publicidad señala características propias del producto o servicio para llamar la atención del cliente potencial, este no es el factor que determina la compra sino el valor añadido subjetivo que se le otorga al producto o servicio.

A diferencia de otros tipos de publicidad, la publicidad persuasiva puede utilizarse para cualquier tipo de campaña o etapa de lanzamiento; sin embargo, es importante señalar que aunque el pilar principal son las emociones, se tiene que asentar o apoyar sobre datos reales y que se pueda comprobar.

¿Por qué las marcas utilizan publicidad persuasiva?

Las marcas suelen utilizar con mayor frecuencia este tipo de publicidad porque entienden que la decisión de compra está sustentada en su mayoría por motivos subjetivos. Es decir, las personas no compran un producto o servicio simplemente por sus características o su efectividad sino por la sensación o emoción que les hace sentir.

Por ejemplo, una persona no compra una necesidad de alta gama para solucionar el dolor de comunicarse; lo hace por el estatus social que le otorga utilizar un producto de determinada marca.

Entonces, la publicidad persuasiva permite a las marcas, darle una ventaja competitiva frente a otros productos que por sus características racionales no son muy diferentes a los de la competencia.

Ventajas y desventajas de la publicidad persuasiva

Entre las principales ventajas de la publicidad persuasiva están:

  • Se puede utilizar en todo momento de una estrategia comercial o lanzamiento.
  • Puede complementar o complementarse con publicidad informativa.
  • Si se utilizan testimonios se puede conectar de mejor manera con los prospectos.

Sin embargo, alguna de las desventajas más conocidas son:

  • Puede considerarse como desleal.
  • Utiliza estereotipos de género para persuadir a los consumidores.
  • Tiene que ser cautelosa porque debe haber una promesa al usuario y se tiene que asegurar que se le cumpla con la entrega del producto inicial.

Técnicas de publicidad persuasiva

Técnica de imitación

Esta técnica nace a partir del supuesto de que las personas quieren imitar lo que hacen otras personas a las que consideran exitosos en un determinado nicho o sector.

Por ejemplo, si un actor o artista exitoso utiliza cierta marca de celular, el consumidor lo comprará para parecerse a él. En este sentido, la personalidad le transmitió sus características y sus atributos al producto en cuestión, pero en realidad no las tiene como tal porque el producto por sí mismo no conlleva éxito.

Técnica de comparación

Si bien, en muchos países está prohibido hablar negativamente de otra marca, esta técnica es una de las más utilizadas en la publicidad, de hecho, no solo se utiliza en la publicidad persuasiva, también en otros tipos como la informativa.

Esta técnica consiste en comparar dos productos similares pero dando atributos distintos a la del producto o servicio en cuestión, principalmente con elementos subjetivos como, “la experiencia que tienen en la empresa”, comentarios de otros clientes, etc.

Prueba Social

La prueba social es una de las técnicas más importantes que existen, porque, ¿tú comprarías algo que nadie ha utilizado antes? Probablemente tu respuesta no sea afirmativa, pues las personas quieren saber de experiencia de éxito para con base en ello poder tomar la decisión de compra.

En la prueba social se incluyen testimonios, datos estadísticos, casos de éxito, etc. Lo importante es que el usuario pueda generar una relación de confianza con la marca para poder consumir, todo eso más allá de una característica física.

Publicidad subliminal

Este es el tipo de publicidad persuasiva más conocida por personas ajenas al marketing. Se refiere a la no mención de la marca o de los atributos de esta pero de manera que el usuario actúe de manera inconsciente. Esta técnica es muy controvertida e inclusive es considerada como delito en muchos países.

Ejemplos de publicidad persuasiva

Coca Cola

Coca Cola es uno de los ejemplos más exitosos de publicidad persuasiva, donde no se centran en decir los ingredientes de Coca Cola u algún beneficio en específico, por el contrario, se señalan atributos intangibles como familia, reunión y felicidad.

En este anuncio se puede ver como se encuentra la botella de Coca Cola como símbolo central de la familia, y es precisamente ese el punto; alinear la idea de familia con la Coca Cola; es decir, un elemento subjetivo.

Burger King

En el siguiente comercial se puede observar la técnica de comparación en donde de manera implícita se dice que las hamburguesas de Burger King son mejores que las de McDonald 's.

También buscado con
Califica este artículo sobre "Publicidad persuasiva"

Opinión de los usuarios: 5 / 5

Nuevo

Pruebe SendPulse hoy mismo gratis

Si está interesado en "Qué es la publicidad persuasiva: guía", podría estar interesado en nuestro servicio de correo electrónico masivo.