¿Cómo puedo proteger mis cuentas contra hackeos?

La seguridad en internet es uno de los temas más delicados que existe en la actualidad. Nuestra sociedad moderna se ha acostumbrado a brindar y digitalizar toda nuestra información personal, desde básicos como nuestro número de teléfono hasta datos delicados como nuestra información bancaria. 

El internet ha permitido que pequeños aparatos como una computadora o un teléfono celular contengan información delicada, que si cae en malas manos, puede arruinar una vida completa. Lo preocupante de la situación es que son pocas las personas que protegen sus datos personales, cuentas y demás información que puede significar un alto valor no solo financiero sino personal. 

Los ciberataques han aumentado con la Pandemia – Imagen por freepik.es 

Para que te des una idea acerca de lo poco preparados que estamos frente a desafíos de seguridad en internet, es importante conocer algunos datos. De acuerdo con un artículo publicado por el portal especializado “Dinero”, un estudio de ESET Latinoamérica demostró que el 60% de los usuarios de internet cree que sus conocimientos sobre seguridad son insuficientes. Es decir, menos de la mitad de los usuarios sabe cómo protegerse de hackers y otras amenazas. 

Además, solo el 17% de las empresas en América Latina implementa el doble factor de autenticación. Lo anterior genera una mayor probabilidad de generar una brecha en los datos de las empresas, así como de hackeo. 

Otro de los datos más alarmantes del estudio de ESET Latinoamérica, es que 1 de cada 3 empresas en América Latina ha asegurado haber sido víctima de una infección con código malicioso durante el último año. 

Todos estos datos nos abren el panorama para entender la grave problemática que existe en las empresas y en la sociedad actual sobre la protección frente a ciberataques. No son solo particulares, también los gobiernos e instituciones que aún no han implementado medidas sólidas para evitar hackeos en sus bases de datos en internet. 

Solo habían pasado 10 días del comienzo de 2021 cuando el Banco Central de Nueva Zelanda anunció que había sido víctima de un ciberataque. La agencia gubernamental CERT NZ, especializada en ciberseguridad, declaró que los ciberataques han aumentado en ese país en un 33%. Sin embargo, esta tendencia también se puede ver en otros países latinoamericanos. 

Además, la digitalización forzada por la pandemia del COVID-19 en 2020 ha provocado que la información que se maneja digitalmente aumente y por lo consiguiente los intentos de hackeo y ciberataques.

Debido a esta situación, queremos darte algunos tips y hacks para que aumentes tu ciberseguridad, ya sea en tu negocio o personalmente. 

1. No guardes tus contraseñas en tu dispositivo

Los llaveros digitales suelen ser bastante tentadores ya que te permiten acceder a tus cuentas con mucha rapidez y sin tener que colocar manualmente tu contraseña; sin embargo, ¿te has puesto a pensar lo riesgoso que es eso? 

Por ejemplo, imagina que se te pierde tu móvil, la persona que se lo encuentre podría tener fácil acceso a tu app del banco, a tus redes sociales e incluso a los canales de comunicación de tu empresa (Slack, Google Calendar, etc.). 

Una vez entendiendo esto, podrás darte cuenta que tener guardadas las contraseñas de tus sitios importantes en un mismo lugar es bastante riesgoso porque, además, pueden ser hackeados con mayor facilidad si se conectan a una red pública. 

Lo más recomendable es que utilices una libreta para anotar tus contraseñas. También hay programas o aplicaciones que te permiten guardar tus contraseñas como LastPass, que son alternativas a los llaveros convencionales de Google y Apple

2. Cambia tus contraseñas con regularidad

¿Hace cuánto tiempo tienes la misma contraseña en tu celular? Muchas personas nunca cambian sus contraseñas y eso los pone en riesgo de ser hackeados. Cada 3 meses como mínimo asegúrate de cambiar tus contraseñas para evitar esta clase de problemas. 

No obstante, tienes que saber que el cambio periódico de contraseñas conlleva un lado negativo. Cuando cambiamos regularmente nuestras contraseñas, inconscientemente las hacemos más fáciles para poder recordarlas con mejor facilidad, lo que puede resultar hasta cierto punto perjudicial. 

Así que, si cambiarás tu contraseña, no olvides que debe contener mayúsculas, minúsculas, símbolos (@_%$) y un mínimo de 12 caracteres.

3. Doble autenticación 

La doble autenticación es un factor que te ayuda a proteger de mejor manera tus cuentas pues te solicita que introduzcas un código que te llega a través de llamada o SMS para cerciorarte que la persona que está intentando ingresar es el usuario. Te recomendamos que utilices aplicaciones con este tipo de sistema. Actualmente, Dropbox  y Twitter lo han empezado a implementar. 

Si bien estas plataformas te permiten tener una doble autenticación, la realidad es que no es automática y la tienes que configurar. Por lo general, este tipo de recursos de seguridad se encuentran en las secciones de “Seguridad”. 

En el caso de Twitter, por ejemplo, tienes que irte a “configuración», luego dar clic en “seguridad y acceso a la cuenta”, luego a “seguridad”, posteriormente a “autenticación en dos fases” y finalmente configurar cómo quieres que te llegue el código. Sin embargo, esto depende de cada app en particular. 

Activación de doble autenticación en Twitter.

Si tu tienes una empresa digital y tienes una plataforma puedes implementar esta herramienta para tener un control de los usuarios que acceden a ella. Además, puedes implementar una estrategia de este tipo para uso interno. Existen empresas como ESET que te ayudan en esta tarea. 

4.  No utilizar redes públicas 

Las redes públicas de tu universidad o del centro comercial son un punto de riesgo en el caso de seguridad digital. Si bien, tarde o temprano tendrás que conectarte a alguna de estas redes, nuestra recomendación es que cuando lo hagas no abras páginas con información delicada como es tu cuenta del banco o similares. 

La Oficina de Seguridad del Internauta del Instituto de ciberseguridad del gobierno de España recomienda al momento de conectarse con una red pública:

  • Deshabilitar cualquier proceso de sincronización de red con tu dispositivo.
  • Tener actualizado en antivirus. 
  • Revisar si la URL empieza con “https”, si no es el caso evitar entrar a esos sitios mientras estás conectado a una red pública, ya que esto significa que tus datos no viajan cifrados.  
  • No hagas transacciones bancarias ni inicies sesión en ningún servicio. 
  • Después de desconectarte, elimina los datos de la red de tu dispositivo. 

 Las redes públicas son peligrosas – Imagen por freepik.es

5. Cuidado con los correos electrónicos

No abras enlaces dentro de correos electrónicos que puedan parecer sospechosos. Asegúrate de revisar si el enlace que trae el mail comienza con el “https” y además revisa si el correo del remitente suena creíble o es un mail de un procesador común como gmail o hotmail. 

Por lo general, las empresas serias utilizan Email marketing Service Providers (ESP), que son plataformas con políticas contra el spam, y no suelen permitir correos con otros dominios que no sean empresariales. Además, si detectan que los enlaces no son seguros probablemente sea imposible mandarlos. Si eres emprendedor o empresario te recomendamos que consigas uno para darle mayor confianza y seguridad a tus clientes. 

Nuestra recomendación es SendPulse ya que cuenta con todos los mecanismos de seguridad tanto para ti (como otorgar niveles de acceso a los usuarios) como para las personas que recibirán los correos. 

Es importante cuidarse de los hackers – Imagen por freepik.es

 Esperamos que esta información te haya sido muy útil y que empieces a implementar estos consejos lo antes posible porque, sin duda, la ciberseguridad es un tema muy importante y que muchas veces descuidamos. 

Te recordamos como cada semana que puedes dejarnos tus opiniones y sugerencias en la sección de comentarios.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

15,000 correos gratis cada mes.