Cómo emprender en el mundo de las suscripciones en línea

Las suscripciones en línea han tomado mucha notoriedad en los últimos años, sobre todo con la llegada de plataformas de streaming de contenido multimedia como Amazon Prime, Netflix y Spotify

Existe un mito falso que para poder emprender en las suscripciones en línea se necesita contar mucha tecnología y ofrecer productos como series, películas o música. Sin embargo, no se puede estar más equivocado que eso. 

Se puede hacer suscripciones de prácticamente todos los infoproductos que existen: desde clases en línea hasta asesorías legales, coaching y contenido editorial. 

Por este motivo, queremos darte los pasos que te pueden ayudar para emprender tu negocio digital de suscripciones. 

Netflix es una de las suscripciones en línea más populares – Imagen por freepik.es

 Paso 1: Diseño de producto 

Lo primero que debes de hacer es diseñar el producto o servicio que vas a dar a cambio de la suscripción. 

Por lo general, suelen ser infoproductos porque el costo operativo es menor, pero igualmente puedes intentar con un producto físico como revistas; no obstante, no te recomendamos que lo hagas si no tienes la capacidad técnica, logística y financiera para lograrlo. 

En cuanto a los infoproductos, puedes escoger generar una membresía mensual en donde al mes, los suscriptores puedan acceder a contenido educativo (del rubro de tu expertise), pero también sobre revistas digitales, clases de yoga y muchas más.

El cielo es el límite, solo asegúrate que antes de poner a la venta tu suscripción hayas hecho un estudio de mercado en donde compruebes la rentabilidad de tu producto o servicio, lo que nos lleva al siguiente paso. 

Paso 2: Define tu segmento y tu Buyer Persona

No puedes poner a la venta ningún producto o servicio sin antes conocer quienes te comprarán dicho producto o servicio. Para esto debes de tener definido dos conceptos trascendentales: tu segmento de mercado y tu Buyer persona

A grandes rasgos, el Buyer persona es tu cliente ideal. Es un avatar al que creas y le das personalidad con base en las características que tienen las personas a la que va dirigido tu producto o servicio. Este tema es muy grande, así que si quieres aprender más, te recomendamos que visites nuestro artículo de ¿Qué es el buyer persona y cómo hacer uno?. Ahí hablamos con más profundidad del tema. 

Una vez que ya tengas definido tu buyer persona, es momento de determinar la plaza en la que comercializar tu producto o servicios y a las personas a las que les venderás este producto o servicio; es decir, tu segmento de mercado.  

El segmento de mercado consiste en crear la audiencia a la que va a ir dirigida tu publicidad, o sea, el grupo de personas con todas sus características como lugar, edad, sexo, religión e intereses. Es prácticamente trasladar tu buyer persona a la realidad. 

En el artículo de Cómo delimitar un nicho para tu tienda en línea y dirigirte hacia ellos, te detallamos este concepto. 

Paso 3: Escoger la plataforma 

Es importante que cuentes con una plataforma de pagos que te permita contar con la modalidad de suscripción; o sea, que se puedan hacer cargos recurrentes en cierto periodo de tiempo. Nosotros te recomendamos la plataforma de Hotmart porque está diseñada especialmente para infoproductos, pero también existen otras como Stripe

En el caso de Hotmart, la plataforma te permite alojar el contenido en la plataforma y en caso de no existir pago, el contenido queda inhabilitado. Además, de que te permite crear el famoso “mes de prueba” gratuito y continuar con el cobro en caso de que el usuario no cancele la suscripción. 

También puedes hacer el cobro de manera manual y hospedar tu contenido en una página hecha por tu equipo, pero tienes que tener un control muy estricto de los accesos y esa tarea puede resultar muy cansada. Además, para lograrlo debes de tener a un equipo bien capacitado de servicio al cliente. 

Las suscripciones de tecnología requieren plataformas especiales – Imagen por freepik.es

Paso 4: Definir el mecanismo de retención de suscripciones

Otro de los aspectos fundamentales que debe de tener una suscripción en línea es el seguimiento al cliente y la retención de suscripciones canceladas. 

¿Qué quiere decir esto? Que cuando un usuario cancele su suscripción, automáticamente le debe de llegar un correo electrónico en donde se le pregunte las razones por las que decidió cancelar y un seguimiento para recuperar al cliente. 

Para lograr hacer esta tarea es necesario que cuentes con un sistema de automatización de correos electrónicos que te permita mandar correos de manera instantánea cuando el contacto realice una acción. 

SendPulse es una de las opciones más recomendadas porque cuenta con una característica que se llama automatización 360”, que prácticamente cumple la función que te acabamos de describir. Además, esta plataforma es ideal para emprendedores y puede ser fácilmente integrada con la aplicación de Hotmart a través de programas de integración como Zapier. 

En cuanto a precios, SendPulse cuenta con una versión completamente gratuita y de acuerdo con TrustPilot, la plataforma cuenta con una evaluación de “excelente” debido a su relación entre calidad y buen precio. 

Paso 5: Asignar precios 

Después de que tengas definidas las plataformas que te van a servir para hospedar tu producto o servicio, es momento de establecer precios. En el caso de las suscripciones te recomendamos que manejes por lo menos dos precios: un precio de suscripción mensual y un precio de suscripción anual. 

Recuerda que el precio de la mensualidad debe ser mayor que el de la anualidad porque el objetivo es que el usuario permanezca el mayor tiempo posible dentro de la suscripción y esto lo aseguras si el usuario paga una cuota anual. 

No te olvides que cuando asignes precios debes de tener en cuenta todos los gastos operativos para mantener la rentabilidad de la empresa. Sin embargo, te recomendamos que los precios sean de entre $27 USD a $47 USD para la anualidad y del equivalente a 10 meses para la anualidad. La principal razón por la que hacemos esta recomendación es que estos precios suelen ser el promedio para suscripciones, pero si tu producto te lo permite puedes bajarlo hasta $10 USD mensuales. 

Paso 6: Implementar y mejorar 

El último paso es implementar todos los pasos anteriores y evaluar constantemente el desempeño de la suscripción. Puedes ir modificando las características del producto en función de los requerimientos de tu audiencia. 

Es importante que evalúes todas las métricas posibles, desde tu tasa de conversión hasta el Open Rate de tus correos electrónicos.

Spotify es un ejemplo de este modelo de negocios – Imagen por freepik.es 

Y esta es la mejor manera de crear una suscripción en línea. Igualmente, puedes variar las herramientas digitales dependiendo de las características de tu producto. Eso sí, el procesador de pagos y la automatización de correos electrónicos son dos herramientas indispensables, que sin ellas muy difícilmente podrás tener buenos resultados. 

Ahora, te recordamos que como cada semana puedes dejar tus opiniones y sugerencias en la sección de comentarios. Si lo haces, también puedes poner temas que te gustaría que tratemos en el blog. 

[Всего: 0   Средний:  0/5]

15,000 correos gratis cada mes.