4 elementos que tu tarjeta de presentación debe tener para ser más efectiva

La tarjeta de presentación es uno de los elementos más importantes que tiene una empresa para poder demostrar autoridad y crear una imagen positiva frente a sus clientes e inversores. 

Aunque suene un poco anticuado, las tarjetas de presentación suelen ser utilizadas con mucha frecuencia como mecanismo de networking, principalmente en el rubro de las ventas tradicionales.

Las tarjetas de presentación son muy importantes – Imagen por freepik.es

 

Historia de las Tarjetas de Presentación

La historia de las tarjetas de presentación se remonta hasta 400 años atrás, en el siglo XVIII cuando se acostumbraba a llevar un recorte de cartulina blanca con el nombre de la persona y su cargo. En ese entonces no se acostumbraba a colocar la dirección (y todavía no existía el teléfono). 

No se sabe con certeza el punto específico en el que comenzó la tradición, pero se tiene conocimiento de que su función principal era llevar mensajes dentro de ellas. 

Estas tarjetas de visita, como también se les conocía, eran utilizadas con mayor frecuencia como acompañamiento de regalos o flores para que el destinatario pudiera conocer de quién provenía el presente. 

Conforme fueron pasando los años, la tarjeta de presentación ha ido evolucionado y se han retirado o añadido nuevos elementos en función de las necesidades de los clientes. En la actualidad se puede observar el uso de tarjetas digitales que cuentan únicamente con un código QR para ser escaneado. 

No existe una cifra exacta con respecto al número de personas que siguen utilizando las tarjetas de presentación, pero más que por una cuestión de intercambio de datos personales, se han convertido en un formalismo en el mundo del emprendimiento, el networking y los negocios. 

La tarjetas más modernas incluyen código QR – Imagen por freepik.es

La etiqueta de la Tarjeta de Presentación 

“Una tarjeta de presentación no es solo un pedazo de cartulina. . . es una oportunidad”

Esta es una frase muy popular que suele ser escuchada muy a menudo por parte de los emprendedores y empresarios. Y es que es muy cierto, las tarjetas de presentación suelen servir en gran medida para poder generar redes de contactos y demostrar una imagen positiva de la empresa al exterior. Todo esto se logra gracias a la etiqueta. 

La etiqueta de la tarjeta de presentación consiste en que cuando se entrega una, la persona que la recibe te tiene que dar de vuelta su tarjeta de presentación como señal de cortesía. Esto es de gran utilidad porque te ayuda a obtener información de contacto de prospectos que en un futuro se pueden convertir en clientes. 

Además, si una persona te ofrece su tarjeta de presentación y tú, como representante de la empresa, no cuentas con una, generas una imagen negativa ya que esto significa que tu negocio no es lo suficientemente grande (o serio) para contar con este elemento. 

Las tarjetas de presentación no solo suelen ser utilizadas en el mundo de los negocios, también se emplean con mucha frecuencia en el área académica y profesional como símbolo de estatus y de jerarquía. 

Ahora que ya conocemos un poco más acerca de la historia y la importancia que tienen las tarjetas de presentación, es momento de analizar los elementos más importantes que deben de contener este tipo de tarjetas. 

Elementos de las tarjetas de presentación

Antes de esto es necesario aclarar que los elementos de la tarjeta de presentación dependen directamente de tu empresa. 

Por ejemplo, si tú eres un asesor inmobiliario no es necesario poner tus redes sociales, por el contrario, si trabajas para una agencia de marketing digital, la cuenta de Facebook o Twitter son fundamentales. 

1. Nombre completo 

Al igual que las tarjetas del siglo XVIII, el nombre completo es un elemento que no puede faltar dentro de tu tarjeta.

Dependiendo del grado de formalidad que le quieras dar podrás utilizar abreviaturas o no. 

Por ejemplo:

Si eres un abogado es recomendable utilices tu nombre completo para darle mayor seriedad, pero si eres un representante de relaciones públicas de un artista, puedes utilizar un nombre y un apellido. 

2. Posición, cargos o grados de estudios 

Antes era muy común encontrar tarjetas de presentación con títulos enormes como: 

“Doctor en Derecho Constitucional y Amparo”; 

“Juez Cuarto de los Civil del Poder Judicial del Estado de México” o 

“Director General de Desarrollo de Producto y Generación de Contenido Editorial”.

No obstante, hoy en día no es recomendable que se coloquen todos los cargos completos porque suele ser considerado como algo pretencioso, por el contrario, se recomienda que los títulos sean los más cortos posibles como, por ejemplo: 

“Doctor en Derecho”;

“Juez Civil” o

“Director de Desarrollo de Producto”

Recuerda que la simplicidad es muy importante al momento de crear una tarjeta de presentación. 

3. Logotipo y nombre de la empresa

Otro de los elementos imprescindibles de las tarjetas de presentación es el logotipo porque ayuda a mantener una imagen de seriedad y autoridad a la empresa. El logotipo funciona como un elemento de prueba social y genera confianza de que la empresa existe y no es ningún tipo de fraude o algo por el estilo. 

Recuerda que es importante tener un logo que represente la esencia de tu marca y que pueda crecer junto con tu empresa.

4. Datos de contacto 

Los datos de contacto depende de los objetivos y el estilo de la empresa; sin embargo, hay dos elementos que no pueden faltar: 

  1. El correo electrónico empresarial. Tienes que procurar que el correo electrónico que tenga tu tarjeta de presentación sea con el dominio de tu empresa y no con el dominio de un sistema tradicional como Gmail o Hotmail. Esto es importante para que la tarjeta de presentación cumpla su función de generar autoridad. 
  2. Un número de teléfono. Siempre es necesario tener más de un canal de comunicación, por eso, el contar con un número de teléfono es muy importante ya que proporciona  un medio de comunicación sincrónica a las personas que se quieran contactar contigo.

Otros elementos que se pueden considerar son: 

  • La dirección física, pero con el aumento de oficinas virtuales ya no es tan necesario.
  • Redes sociales, principalmente para empresas con un segmento de mercado joven. 

También es importante que tengas en cuenta aspectos de la calidad de las tarjetas como el material, el tipo de impresión y tarjetero, pues estos tres elementos te ayudarán a crear una imagen más profesional. 

El branding es otro elemento que debes de tomar en cuenta para la creación de tus tarjetas de presentación, así que asegúrate de tener construido uno sólido. En nuestro artículo de  “Cómo hacer en Branding en redes sociales sin ser demasiado agresivos” te dejamos algunas sugerencias que pueden ayudarte a construir tu branding y que se pueden aplicar perfectamente a tus tarjetas de presentación. 

Las tarjetas sirven para el networking – Imagen por freepik.es

Y estos son los elementos más importantes con los que deben de contar tus tarjetas de presentación. 

Ahora, cuando hagas tus tarjetas y las empieces a repartir es importante que cuentes con un sistema que te permita mandar campañas a tus clientes e inversores cuando te contacten, por eso te recomendamos que utilices SendPulse para generar respuestas automáticas a los correos que te lleguen. 

Esperamos que este artículo te haya dado mayor claridad sobre la importancia de las tarjetas de presentación en el mundo de los negocios y que conozcas los elementos que deben de contener sí o sí para ser efectivas. 

Te recordamos como cada semana que puedes dejar tus sugerencias y opiniones en la sección de comentarios.  

[Total: 2   Promedio: 2.5/5]

15,000 correos gratis cada mes.