Mi experiencia como freelancer: Luis Carlos Tzec Sandoval

En el artículo del día de hoy quiero aprovechar para contarte un poco de mi experiencia como copywriter freelancers, darte algunos consejos que te puedan servir si quieres entrar a este mundo; y decirte los pros y contras con base en mi experiencia personal. 

¿Cuándo y cómo empecé a ser freelancer? 

Empecé en el mundo freelancer hace dos años. 

En 2018 trabajaba como redactor para un periódico de circulación nacional mexicano muy popular. El mundo del periodismo suele ser muy agotador porque se tiene que estar en todo momento atento, buscando notas, viajando y frente a muchos peligros, así que decidí crear mi perfil de LinkedIn y poner que estaba disponible para trabajar. 

Luis empezó a trabajar como alternativa a su trabajo de periodismo – Imagen por freepik.es

Alrededor de marzo-mayo, un par de meses de que publiqué mi curriculum vitae me llegó una propuesta laboral de una agencia de marketing especializada en el marketing inbound y en la realización de blogs y estrategias de Search Engine Optimization (SEO). Luego de un par de entrevistas comencé a trabajar con ellos para un proyecto con una Sofom (Sociedad Financiera de Objeto Múltiple) donde tenía que escribir varios blogs. 

Solo trabajé con ellos un par de meses, pero me dio la experiencia suficiente para adentrarme en el mundo del marketing, así que dejé mi trabajo en el periodismo y me dediqué al marketing digital de lleno. 

Con el tiempo me llegaron más clientes del área de redacción por lo que en la actualidad soy completamente freelance.

¿Qué es lo que más me gusta de mi trabajo como freelancer y qué es lo que más se me complica? 

Lo que más me gusta de ser un copywriter freelance es poder escribir de muchas cosas a la vez, puedo estar trabajando con un centro de estudios internacionales y hablar sobre política mundial un día (soy licenciado en Relaciones Internacionales por lo que conozco del tema), y al otro estar escribiendo sobre energía solar. 

Esa versatilidad del trabajo freelance es algo que me encanta, porque mientras escribo e investigo puedo aprender sobre temas específicos que no son de mi conocimiento. Además, el trabajar como freelancer hace que mis redes de contactos (networking) se expandan de manera brutal. 

Lo complicado es la organización del tiempo pues varía mucho dependiendo del mes. Un mes puedo escribir en promedio 12 blogs, pero hay veces que llego a escribir 18 entre todos mis clientes. Además, como copywriter también escribo campañas de email marketing masivas, lo que me lleva mucho tiempo, aproximadamente suelo mandar 20 campañas a una lista de aproximadamente 200,000 contactos, lo que es una gran responsabilidad. 

Luis crea blogs y campañas de email marketing – Imagen por freepik.es

En el caso específico del copywriting, el adaptarse a los estilos de escritura de varias empresas ha sido muy complicado. Por ejemplo, en una empresa la manera de escribir es completamente informal en primera persona del singular, mientras que en otra era en tercera persona para hacerlo neutro, y en otra era en primera persona del plural, etc. 

También el usar muletillas propias del estilo de una marca en otras se vuelve una tarea súper cansada porque hay que asegurarse de escribir con la voz de cada marca.

Otro tema que me ha costado mucho es el cobro del trabajo y la facturación pues los aspectos relacionados con los impuestos siempre han sido complicado para mí.

¿Qué me hubiera gustado saber/considerar antes de empezar a trabajar como freelancer?

La cuestión de los impuestos ha sido un “dolor de cabeza” porque hay muy poca educación fiscal en nuestro país. Además, el tener que facturar y tomar en cuenta los precios con el I.V.A. y el I.S.R. fue complicado. 

Por ejemplo, en una ocasión no tomé en cuenta el pago del I.S.R. y yo lo tuve que absorber porque ese precio yo había establecido. Por eso, siempre recomiendo contar con un contador que te ayude en esta tarea; y de hecho, en el artículo de Cómo saber cuánto cobrar por mi trabajo como freelancer que escribí para SendPulse hablo un poco más a detalle sobre este tema. 

¿Cuál ha sido mi mejor experiencia como freelancer? ¿Y cuál ha sido la peor? (por qué?/qué aprendí de eso?)

Mi mayor experiencia como freelancer es poder trabajar en un proyecto relacionado con las Relaciones Internacionales, la carrera que estudié. En específico, el trabajo de freelancer me ayudó a dar mis servicios profesionales impartiendo un taller para formar a futuros escritores de política internacional. 

Mi peor experiencia ha sido tener que escribir sobre temas que no creo o que no estoy convencido como las terapias alternativas a la psicología o los negocios multinivel. Cuando uno acepta trabajos freelance para una empresa, muchas veces los temas que se tocan son variados por lo que se termina escribiendo o trabajando sobre temas en los que no se creen. 

¿Qué consejos le daría a alguien que ya es freelancer pero quiere crecer?

El único consejo que le daría a las personas que quieren ser freelancers es que se atrevan, pero que lo hagan conscientemente de que no tendrán prestaciones de ley y que contraten un seguro o se den de alta ante la institución de seguridad social de su país para poder acceder a servicios médicos y un fondo para el retiro. El trabajo freelance te da muchas oportunidades, pero es necesario pensar a futuro. 

Ahora, para las personas que quieren crecer, les diría que busquen alternativas, amplíen sus redes de contacto y si está en sus posibilidades inviertan un poco en el marketing digital para sus servicios. También busquen otras oportunidades en páginas como LinkedIn o freelancer.com. 

Luis colabora con SendPulse Blog con artículos de email marketing. 

Estos son todos los consejos que te puedo dar al respecto de ser freelancer, espero que mi experiencia te sirva en un futuro para poder crecer o animarte a buscar más alternativas al trabajo.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

15,000 correos gratis cada mes.