¿Cómo sé si mi negocio aún es rentable?

En un mundo lleno de cambios y avances tecnológicos, las empresas tienen que adaptarse para seguir vigentes en el gusto de las personas.

La revista Entrepreneur señala que al menos 7 de cada 10 empresas cierran antes de cumplir un año de vida y de las que sobreviven, menos del 70% alcanzan los 5 años. Este número tan grande de empresas que fracasan se deben a muchos factores desde la constitución de la empresa hasta la imposibilidad de los emprendedores de visualizar las banderas rojas que muestran problemas en la rentabilidad del negocio.

Es importante conocer cuando hay “banderas rojas” – Imagen por freepik.es.

Es por ello, que en este artículo queremos mostrarte las señales de alerta que debes de tomar en cuenta y las métricas que debes de revisar constantemente para saber si tu negocio aún es rentable o si tus estrategias de comercialización están funcionando de manera correcta. 

¿Ya checaste como está el ROI de tus estrategias? 

Una de las características importantes de todo negocio es su finalidad de lucro. Aunque pueden (y deben) de existir valores o filosofías en una empresa como “aportar soluciones a emprendedores” o “ayudar al equipamiento tecnológico de las escuelas”, la realidad es que las empresas se tienen que mover bajo el objetivo de generar dinero, de lo contrario serían asociaciones civiles. 

Por ese motivo, uno de los indicadores que nos ayudan a saber si nuestro negocio es rentable o no son las métricas financieras, en donde destaca el Retorno de la Inversión, mejor conocida por su nombre en inglés como, Return of Investment (ROI)

El ROI es una estadística que nos ayuda a saber el porcentaje de ganancias financieras que tiene una estrategia determinada. Si el porcentaje de ganancias es alto, entonces significa que nuestro negocio va por buen camino, pero por el contrario, si el ROI es bajo e inclusive en números negativos en varias estrategias, es un signo de alerta de que algo no anda bien. 

No solo de ROI viven las empresas

Aunque el ROI puede ser determinante al momento de analizar la rentabilidad de un negocio, existen otras métricas que pueden igual orientarnos sobre el rumbo al que se dirige nuestra empresa. Estas métricas pueden ser: 

  • El Churn Rate o tasa de abandonos: es el porcentaje de clientes o prospectos que han abandonado tu empresa en un determinado tiempo. Mientras más clientes te hayan abandonado, menos ingresos tienes y menor rentabilidad posees. 
  • El Burn Rate o tasa de quema: esta métrica se encuentra ligada con el flujo de caja o liquidez de la empresa y es la velocidad en la que se gasta el dinero antes de que se tenga un flujo de caja positivo, mientras más alto sea esta estadística y mientras con más frecuencia la empresa se quede sin liquidez significa que la empresa está pasando por problemas de rentabilidad. 
  • El Cociente de rentabilidad de captación (CRC) se refiere a qué tan atractiva es la empresa para los inversores. 

Además de estas métricas, también se tienen que analizar los estados financieros de la empresa porque si una empresa genera deuda por concepto de recuperación de liquidez significa que la empresa ha llegado a un punto que no puede mantener sus recursos. Hay que recordar que la deuda no es negativa siempre y cuando se utilice para crecer. 

Otro aspecto financiero importante está relacionado con las medidas para sostener una empresa pues en muchos casos la venta de activos o el despido de personal significan que en un determinado plazo la empresa dejará de ser rentable y se tendrá que liquidar. 

Contar con buenas métricas es importante – Imagen por freepik.es

¿Qué dolor urgente resuelve tu negocio? 

Relacionado con el aspecto financiero se encuentra el aspecto social. En este ámbito nos referimos al comportamiento que tiene el mercado sobre nuestra empresa. Cada empresa tiene productos o servicios que ayudan a resolver un problema, que en marketing se suele conocer como pain point o punto de dolor. 

Bajo esta lógica podemos entender que una membresía de gimnasio puede resolver el problema de la falta de salud, pero también de la inseguridad personal por una falta de aceptación por el físico. O un automóvil puede resolver el “punto de dolor” de una persona que tiene que levantarse temprano para tomar el transporte público.

Para que un producto o servicio sea exitoso es importante que resuelva un punto de dolor, de lo contrario el mercado considerará tu producto o servicio como inservible y eso se traducirá en una caída en las ventas y en la subsecuente caída de los ingresos de tu empresa y su rentabilidad. 

¿Cuánto inviertes en innovación? 

Las tendencias y los hábitos de consumo están en constante cambio y lo que hoy representa una necesidad para mañana puede que no lo sea. En el pasado un teléfono celular no era considerado algo indispensable, pero con la llegada de los nuevos adelantos tecnológicos sí. Pero, antes un teléfono fijo era primordial, ahora ya quedó superado por los teléfonos celulares.

Así van cambiando constantemente las dinámicas sociales y como emprendedores y empresarios debemos de saber cómo actuar. Es por este motivo que es sumamente importante que se invierta en un departamento de innovación para constantemente estar a la vanguardia e irse adaptando a los cambios que suceden dentro de la vida cotidiana de los consumidores. 

El ciclo de vida de tu producto principal

Hay un elemento que debes de tener presente siempre que lances un nuevo producto o servicio y es el hecho de que todo producto tiene un ciclo de vida. Sí, al igual que los seres vivos, los productos desaparecen en determinado momento.

Dependiendo del momento se pueden hacer acciones para alargar la vida del producto o servicio o simplemente dejarlo ir y sacar un nuevo producto, entonces, si el producto principal está muriendo es lógico esperar que la empresa deje de ser rentable, por ello siempre se recomienda ir actualizando el producto o tener más de una fuente de ingreso. 

La innovación es un aspecto fundamental – Imagen por freepik.es 

Analizando estos elementos podrás saber si tu negocio aún es rentable o no. Es importante que el estudio que hagas lo realices de manera correcta y no caigas en sesgos que puedan nublar los resultados. 

Esperamos que este artículo te haya gustado y hayas aprendido mucho, puedes dejar en la sección de comentarios tus sugerencias y opiniones al respecto. 

[Total: 3   Promedio: 2/5]

15,000 correos gratis cada mes.