Se acerca el Día del Niño, ¿Cómo puedo conquistar al público infantil?

Dicen por ahí que el mayor reto que existe en el marketing es conquistar al público infantil y eso es por completo una realidad. Los gustos de los niños cambian constantemente, de manera más veloz que los de los adultos y si estar en tendencia de por sí es complicado, lo es aún más para los niños. 

Además, existen otros factores determinantes al momento de hacer publicidad enfocada al público infantil, como las leyes, reglamentaciones, etc., que se tienen que tomar en cuenta antes de lanzar una campaña. De hecho, ni siquiera está permitido por Facebook Ads hacer campañas dirigidas a un público infantil, así que esta situación se complica aún más. 

En México, el Día del Niño se celebrar el 30 de abril – Imagen por freepik.es

 

Pero que sea complicado, no significa que sea imposible, y aprovechando que en México se celebra el Día del Niño este 30 de abril, te queremos dar algunos consejos para conquistar al público infantil. 

No uses contenido violento 

Parece obvio este consejo, pero la realidad es que a muchas empresas se le olvida que los niños no pueden estar expuestos a escenarios de violencia y crean universos a partir del uso de armas, lo que provoca en cierta medida el aumento de fenómenos sociales como el bullying o en casos más extremos, que los infantes comentan delitos. 

Antes de pensar en vender un producto o servicios, tenemos que reconocer nuestro papel como formadores en los hábitos de consumo de los niños, así que no hay que dejar de recordar que como creadores de estrategias de publicidad y marketing debemos evitar a toda costa generar contenido violento o que sea apología del delito. 

Desde el punto de vista de las leyes, hay varias regulaciones que protegen el interés superior del menor y castigan a las personas que cometen situaciones de este tipo. Pero más allá del aspecto legal, es un aspecto ético que tenemos las personas que hacemos campañas de marketing. 

No subestimes su inteligencia 

Por nada del mundo trates como “tonto” a un niño. Los niños suelen ser muy inteligentes y aunque no lo creas pueden saber fácilmente cuando les estás intentando engañar, así que trata al menor como si estuvieras hablando con un adulto. Claro, es importante utilizar palabras que entienda, pero sin menospreciarlo. 

Es importante que sigas los siguientes puntos para no caer en esta situación: 

  • Usa un lenguaje sencillo sin caer en las reiteraciones ni en hablarles como bebés (es decir, evita a toda costa el“baby talk”)
  • Evita usar dibujos animados o parodias absurdas en la publicidad.
  • Sé claro con tu mensaje.
  • Sé consciente de que el menor no tomará la decisión final, pero sí influirá en ella. 

El packaging es la clave 

La manera en la que están empaquetados tus productos puede ser determinante para que los niños decidan si les gusta tu producto o no. Utiliza colores llamativos y que sean fácilmente distinguibles, además si está en tus posibilidades (y solo si cuentas con los derechos para hacerlo) utiliza figuras animadas populares que te puedan ayudar a atraer la atención de ese público. 

Eso sí, si estás en México recuerda que no puedes utilizar mascotas o personajes en el empaque de los productos alimenticios con sellos nutrimentales pues esto está sancionado por la ley y si lo haces puedes llegar a ser acreedor a una fuerte multa, así que si te dedicas a este sector es mejor que no lo hagas.

No solo son importantes los colores y los personajes, también se tiene que tomar en consideración las formas de los paquetes. Por ejemplo, la “cajita feliz» de McDonalds tiene una forma atractiva y que se ha posicionado tan bien en el mercado que es imposible no reconocerla de lejos. 

El Packaging es muy importante – Imagen por freepik.es

 

Estrategias visuales 

Un niño no va a leer un correo electrónico ni mucho menos un publireportaje. Un niño preferirá ver un video, o ver una imagen. Así que nuestra recomendación es que te enfoques en crear material audiovisual y gráfico que pueda servir para conectar con los pequeños. 

Una estrategia clásica es colocar publicidad directa en juegos mentales como crucigramas o sopas de letras. Si bien los niños suelen estar más conectados con la tecnología, aún hay padres que prefieren dar a sus hijos este tipo de contenido más tradicional. 

O si tienes los recursos tecnológicos o financieros puedes crear una app especial para niños que se encuentre relacionada o vinculada a tu producto o servicio. Por ejemplo, si tienes una clínica infantil de ortodoncia puedes tener apps donde los niños puedan aprender hábitos de higiene dental. 

La publicidad no es para niños 

Todos estos consejos que te hemos dado hasta ahora te pueden ayudar para conectar con los pequeños del hogar, a través del empaque o de material audiovisual, pero recuerda, la publicidad no debe estar enfocada en los niños, tiene que estar destinada para la persona que tiene los recursos para comprar tu producto o servicio; es decir, los padres. 

Aquí hay dos aspectos que tenemos que analizar: 

  1. El punto de vista ético como especialistas del marketing y publicidad nos recuerda que no debemos exponer a los niños a la publicidad ni tratar de convencerlos de que compren un producto porque la realidad es que apenas se encuentran en una etapa del desarrollo donde pueden ser fácilmente manipulados. Es por esta misma razón que no se pueden hacer campañas de publicidad pagada en redes sociales destinadas a un público infantil. 
  2. Que al final de cuentas quien tiene la última palabra sobre la decisión de compra son los responsables de los niños, así que por mera cuestión práctica, lo más recomendable es dirigirse hacia los responsables de los niños.
Hay que venderle a los padres – Imagen por freepik.es

 

Y ¿cómo se hace una campaña enfocada hacia los padres? 

Haciéndoles ver cómo tu producto o servicio pueden ayudar a sus hijos en los distintos ámbitos de la vida: la académica, la social, etc. Existe una serie de frases que puedes utilizar para agitar el pain point de los padres como: 

“¿Qué no haría un padre por la felicidad de su hijo?

“Demuéstrale a tus hijos cuánto los quieres”

“No te gustaría hacer felices a tus hijos”. 

Además, si te enfocas en que tu publicidad llegue a los padres podrás tener más medios a tu favor como el marketing por correo electrónico y el marketing a través de redes sociales. De hecho, el marketing por correo electrónico es uno de los mejores canales para poder conectar con los padres de familia ya que al tener la posibilidad de contar con textos largos puedes resolver objeciones antes de que aparezcan. 

Y estos son los 5 consejos que te damos el día de hoy para conquistar al público infantil, esperamos que te sean de utilidad si tienes un producto o servicio dedicado a este mercado. 

[Total: 0   Promedio: 0/5]

15,000 correos gratis cada mes.