6 consejos para diseñar un logotipo efectivo

Un logotipo es uno de los elementos más importantes de la empresa, ya que es el medio por el cual se puede identificar a la marca en redes sociales o cualquier otro tipo de publicidad. 

Es por ello que en esta ocasión decidimos darte algunos consejos para la creación del logotipo de tu empresa con el objetivo de que te sea más fácil realizarlo; y para que puedas aprender a dimensionar la importancia de este elemento gráfico dentro de tu empresa.

El logotipo de SendPulse se acopla bien a su gama de colores

Muchas personas piensan que el logotipo es solo una un aspecto estético y se olvidan de la funcionalidad que tiene dentro del marketing de la empresa. Para que eso no te pase a ti, aquí te dejamos los 6 tips que debes de conocer antes de crear tu logotipo: 

1.- La investigación es esencial

El primer paso para crear un logotipo es realizar una investigación a fondo de todos los elementos de tu segmento de mercado, ya que estos te darán la pauta para crear un logo que sea memorable para ellos. 

Por esta razón, la investigación de mercado es muy importante puesto que te ayudará a conocer lo que el cliente busca en una marca y con ello crear una imagen que se acople específicamente a los deseos intereses del mismo. Además, eso te ayudará a saber si existen logotipos similares dentro de tu nicho de mercado o dentro de tu plaza, lo que te ayudará a evitar crear un logotipo que tenga elementos comunes con otros y que pueda llegar a confundirse.

2.- Contrata a un profesional 

El logotipo de tu negocio forma parte de la identidad de tu marca, así que es muy importante que se realice de manera profesional y con un experto en el tema; es decir, con un diseñador gráfico o con un experto en comunicación. 

Uno de los errores más comunes de los emprendedores y empresarios es creer que el logotipo no es importante; sin embargo este es el elemento que ayudará al negocio a ser identificado con mayor rapidez y facilidad. Por este motivo, los logotipos deben de estar presentes dentro de las piezas publicitarias, principalmente en el contenido que se realice orgánicamente en tus redes sociales. 

Los logotipos deben de colocarse como imagen de perfil en las redes sociales, y en el caso de Facebook o Twitter, también se pueden incluir dentro de las portadas. En corto, este elemento de identidad debe de estar en prácticamente todos los aspectos de la empresa: en  los correos electrónicos, en los membretes, etc. 

Es por esto que es recomendable que sea un experto quien te ayude a realizar el diseño de tu logotipo. El diseñador te ayudará a plasmar todo lo que representa tu marca en una sola imagen. Sólo asegúrate de proporcionarle toda la información que necesite de tu empresa (y que investigaste en el paso anterior): la historia, la misión, la visión, ejemplos de logotipos, una lista de tus competidores cercanos y todo lo que consideres relevante para que el diseñador pueda hacer su trabajo de manera adecuada.

De igual manera, es muy importante que no subestimes esto. Recuerda que el logotipo no es un “gasto” es una inversión que te ayudará a posicionarte dentro del mercado en dónde quieres promocionar tu producto o servicio. 

Si eres emprendedor y no cuentas con los recursos necesarios para contratar a un especialista puedes utilizar plataformas gratuitas o de bajo costo como Canva, pero ten conciencia de que estos recursos son genéricos y es probable que haya alguien más que esté utilizando un logotipo similar. 

3.- Estudia la teoría y psicología del color

Ya sea que realices por cuenta propia tu logotipo o si contratas a un profesional, es importante establecer los aspectos relacionados con la teoría del color; es decir,  que los colores se acoplen perfectamente los unos a los otros y que se pueda crear un branding uniforme para todos los elementos de tu marca. 

Los colores se deben de acoplar entre sí para todos los elementos donde estará tu logotipo, desde las tarjetas de presentación hasta las plantillas para creación de contenido orgánico en tus redes sociales. 

La psicología del color es otro aspecto que debes de considerar. Cada uno de los colores del círculo cromático sirve para representar  para cierto giro de negocio.  

Por ejemplo los colores naranja, rojo o amarillo funcionan perfectamente para la industria restaurantera o de alimentos, mientras que los colores azules, verdes o blancos son perfectos para los negocios del sector salud. 

Si no te has dado cuenta, McDonald’s y Burger King utilizan el rojo; y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y hospitales privados como Star Médica utilizan los colores derivados del azul y verde.

Los colores de McDonald’s son rojo y amarrillo. 

Si eres nuevo en este tema, puedes investigar en varios blogs acerca de este tipo de elementos, principalmente en los especializados en diseño gráfico. Ahora, si decides contratar a un profesional, esas personas te pueden asesorar aún mejor en este tema y con un enfoque personalizado para tu marca. 

4.- Menos es más: la simplicidad

Muchas personas que deciden hacer su propio logotipo y no contratar a un profesional suelen sobrecargarlo de elementos visuales (ilustraciones, líneas, palabras, etc.) o incluso fusionan dos logotipos para crear uno solo. 

Sin embargo, esto es un grave error ya que una imagen con muchos elementos será más difícil de recordar para el cliente. Es importante que el logotipo sea lo más sencillo posible para que la mente del consumidor pueda asociarlo fácil y rápidamente con tu marca. Que pueda recordarlo e identificarlo de inmediato, independientemente de qué tamaño tenga o en donde esté colocado. 

5.- Elabora todos elementos de diseño en conjunto 

Te recomendamos que el naming, el branding y el logotipo se realicen de manera conjunta; es decir, todo al mismo tiempo para que tengan cierta armonía y coherencia.

Así aseguras que se acoplen bien cada uno de los elementos. Esto significa un impacto visual positivo y agradable para el usuario o comprador y ayuda a que tu logotipo sea fácilmente identificado. 

6.- No escatimes en gastos 

Cómo te dijimos al principio de este artículo el logotipo no es un gasto, es una inversión y lo tienes que ver de esa manera.

Recuerda que si tienes una marca bien posicionada dentro de tu mercado será más fácil vender tus productos o servicios, lo que se traduce en mayores ingresos para tu empresa. 

Además, el logotipo no sólo cumple con la función de identificador o de posicionamiento dentro del mercado, también funciona como una estrategia de marketing pues se utiliza con el mental tigger de autoridad. Es decir, al tener un logotipo bien elaborado, las personas en automático consideran que es una empresa legalmente constituida en la que uno puede depositar su confianza y su dinero sin temor a ser estafados. 

 Diseñador – Imagen por freepik.es

Una vez que tengas establecido tu logotipo podrás emplearlo en estrategias de redes sociales, chatbots o de email marketing. Esto ayudará a que cuando las personas lean tus emails puedan confiar en lo que dicen y esto a su vez ayudará a que sea más sencillo el proceso de ventas. 

Recuerda que para realizar promociones de email marketing necesitas un proveedor confiable como lo es SendPulse. SendPulse ha demostrado en los últimos años ser una de las mejores opciones en cuanto a email marketing por sus bajos precios y su excelente calidad en el servicio, por lo que te recomendamos que cheques esa y todas las herramientas que se encuentran disponibles en esta plataforma. 

Y eso es todo lo que tenemos por el día de hoy. Te recordamos que puedes dejar tus sugerencias en la sección de comentarios y que puedes contarnos cuál es tu opinión acerca de los logotipos, ¿prefieres hacerlo tú mismo o contratar un profesional? Te leemos 

[Всего: 2   Средний:  1/5]

15,000 correos gratis cada mes.