Email Marketing

14 Tips para evitar caer en la carpeta de Spam

12 minutes

14 Tips para evitar caer en la carpeta de Spam

Como ya lo hemos mencionado en entradas pasadas del blog SendPulse, las campañas de email marketing pueden resultar bastante beneficiales para tu empresa, sin importar el tamaño que ésta tenga. Y si estás aquí leyendo esto es porque seguramente eso ya lo sabes e incluso tal vez ya hayas pasado horas y horas ideando la estrategia de marketing perfecta para tu campaña, te hayas esmerado muchísimo en la redacción y el diseño de tu boletín y ya estás entusiasmado por oprimir el botón de ‘enviar’.

Pero a la par (y al mismo nivel) de toda esa emoción, también se te viene una enorme preocupación… ¿Pero qué tal si mi correo electrónico termina en la carpeta de spam?

Ah, esa carpeta de spam. No te preocupes, no estás solo. Nos quita el sueño a todos los que estamos trabajando con email marketing actualmente porque lamentablemente el terminar en la carpeta de spam es una gran y prácticamente inevitable posibilidad para todos los que enviamos boletines por correo electrónico constantemente.

Pero cuando lo ves como usuario puedes encontrar su lado positivo. La carpeta de spam es muy útil porque no sólo es la que evita que perdamos nuestro tiempo leyendo correos electrónicos inútiles de asuntos que no nos interesan (¿Quién no tiene en su carpeta varios de esos molestos mensajes de empresas de las que nunca hemos escuchado en la vida como esos que aleatoriamente tratan de venderte Viagra canadiense?) pero también evitan que caigas en algún tipo de estafa por correo electrónico o que abras un correo que no tenga más que virus que pueda dañar permanentemente tu computadora.

Así que en realidad la carpeta de spam no es malvada ni algo que odiar, sólo está tratando de protegernos a nosotros los usuarios y también a nuestros equipos de correos electrónicos con malas intenciones.

Y en este momento dirás “Bueno, pero yo no soy un estafador ni un hacker y mi empresa no vende Viagra canadiense”. Y claro que nosotros te creemos, sin embargo los filtros de las carpetas de spam de cada usuario literalmente están programados para ser cada vez más cautelosos y rigurosos al seleccionar lo que sí dejan entrar a la bandeja de entrada principal porque para ellos es prioridad aplicar lo que dice el dicho de “más vale prevenir que lamentar”.

Pero no te desanimes, esto no quiere decir necesariamente que absolutamente todos los correos electrónicos que envíes en tus campañas vayan a caer directamente en la carpeta de spam, más bien significa que hay que ser más precavidos en las maneras en las que preparamos nuestras campañas y a continuación vamos a compartir contigo los mejores tips para reducir el riesgo de caer en la carpeta de spam:

1.- Asegúrate que el dominio de tu dirección de correo electrónico remitente sea fácilmente reconocible y de preferencia propio.

Sonará un tanto obvio, pero hay veces en que las empresas no le prestan importancia a obtener un dominio propio para sus correos electrónicos y muchas veces el usar una dirección de correo electrónico remitente de un proveedor gratuito (Como Hotmail, Gmail, Yahoo, etc.) no solo da mal aspecto de falta de profesionalismo sino que muchos servidores de correo electrónico del destinatario pueden rechazar correos electrónicos que provengan de ese tipo de dominios.

Teniendo tu propio dominio, por ejemplo: hola@tunegocio.com, podrás estar seguro de que te vas a ver bien ante tus clientes potenciales y a la par podrás ir construyendo una buena reputación ante los filtros de anti-spam para que te manden a spam con cada vez menos frecuencia.

Pero ojo: No cambies de dominio remitente tantas veces porque eso se verá sospechoso ante los filtros y podría causar que te pongan en la lista negra (y ahora sí manden todos tus futuros correos a spam).

2.- Envía tus correos electrónicos en nombre de una persona, no directamente en el de tu empresa

Los filtros anti-spam se fijan mucho en los nombres de los remitentes de los correos electrónicos para discernir si colocarlos en la carpeta de bandeja de entrada o la de spam. El usar tu nombre propio (o el de alguno de tus colaboradores) como remitente no solo le dará más confianza a los filtros de anti-spam sino que también le darán más confianza a tu cliente a la hora de abrir los correos.

Ver que el remitente de un correo es una persona y no una máquina o una empresa “fría” los hará sentir una experiencia más personalizada y humana y eso a su vez los motivará a abrir los correos electrónicos en vez de dejarlos ignorados en sus bandejas de entrada como un anuncio genérico más.

3.- Elige un proveedor confiable que te ofrezca el servicio del de email marketing

Coff coff no es por presumir (bueno sí, un poco), pero SendPulse es un buen ejemplo de un proveedor muy seguro del servicio de envíos de correos electrónicos masivos.

Tenemos gran presencia en muchos países en Latinoamérica y en el mundo y gracias a eso nuestra IP es considerada confiable por muchos de los filtros anti-spam por lo que las probabilidades de que tus correos terminen en esa carpeta se reducen considerablemente a que si lo enviaras tú directamente desde un dominio gratuito o desde otro domino que los filtros pudieran considerar inseguros.

Además usando SendPulse te ofrecemos el facilitar muchos procesos de automatización, segmentación y de recolección de estadísticas que puedes aprovechar mucho posteriormente para mejorar tus futuras campañas y tener todavía más y mejor alcance en cada envío. Puedes encontrar más información al respecto aquí.

4.- Ten cuidado con lo que elijas escribir como ‘Asunto’

Esto también es clave. Si bien lo que escribas como ‘Asunto’ en tus correos debe ser atractivo y conciso, también debes ser muy cuidadoso con cómo los escribes para no caer en los filtros de anti-spam.

Evita escribir tus asuntos en mayúsculas porque además de que da el efecto COMO SI ESTUVIERAS GRITANDO (que además puede ahuyentar a tus clientes) y también es preferible que omitas palabras como “VENDO”, “OFERTA”, “DESCUENTO”, “COMPRA”, “GRATIS”, etc. porque esa clase de palabras (o sus equivalentes en otros idiomas) son las primeras que los filtros anti-spam están preparados para bloquear porque son las más relacionadas con correos no deseados.

También deberías evitar o moderar el uso de símbolos dentro de tus asuntos, en especial el de los signos de exclamación (¡!) y el de los símbolos de dinero ($ € £).

5.- También arma con cuidado el contenido de tu correo

Cuida mucho también la manera en la que redactas el cuerpo de tu mensaje.

Además de tomar en cuenta las mismas recomendaciones del punto anterior, también te recomendamos que en vez de usar lenguaje muy comercial mejor intentes usar un lenguaje muy natural y coloquial para que los filtros anti-spam no lo vean sospechoso y también para que tu cliente no se sienta hostigado como si literalmente tu único propósito al contactarlo es venderle algo.

Usa un color de fondo que no lastime a la vista y de igual manera elige un color de texto que contraste favorablemente con el fondo y sea 100% legible.

También procura mantener tus textos con una misma fuente, el mismo tamaño y con el mismo color, ya que el enviar correos que tienen muchos textos de diferentes fuentes, tamaños y/o colores o que contienen muchas faltas de ortografía constituyen automáticamente una señal de alerta para los filtros anti-spam, además de que hacer eso no le daría un aspecto profesional a tu correo.

6.- Modera el uso de contenido multimedia

Si bien es cierto que vivimos en una era bastante visual, cuando se trata de correos electrónicos el saturar con distintos recursos visuales no es lo más ideal.

Esto por muchas razones. La primera es que mientras más imágenes incluyas lógicamente más va a tardar en cargar tu correo y si llega a un punto en que tarda demasiado a tus clientes les va a dar flojera seguir esperando y lo terminarán descartando.

La segunda porque no todos los proveedores de correo electrónico de tus seguidores pueden procesar todo tipo de imágenes y animaciones (incluso hay algunos que deliberadamente las bloquean), así que si el contenido de tu correo es muy dependiente de las imágenes y tus usuarios no las pueden ver pues ellos no le verían el caso en leer tu correo y nuevamente caerías en el riesgo de no verte profesional.

Y la tercera, sí, adivinaste. Los filtros anti-spam son muy desconfiados de correos que contienen cantidades exageradas de imágenes, animaciones con Flash, videos incrustados y/o haciendo uso de JavaScript. Así que si vas a hacer uso de imágenes, videos y/o las animaciones es mejor que te limites a usar únicamente las que sean indispensables en tus correos y que el resto de tu contenido lo adaptes a tu página web y redirijas a tus suscriptores e ella para que lo puedan ver ahí.

Y también asegúrate que todo el contenido multimedia que sí decidas enviar esté respaldado en un servidor confiable para evitar que fallen a la hora de cargar o que pierdan calidad al abrirse.

7.- Evita a toda costa enviar archivos adjuntos con tus correos

Si hay algo que pone paranoicos automáticamente a los filtros de anti-spam es cuando alguien envía un correo electrónico con archivos adjuntos (por ejemplo archivos de Word, PowerPoint, PDF, videos, etc.) así que te recomendamos mucho que tú no lo hagas en tus campañas.

Si es absolutamente necesario enviarles un correo electrónico a tus clientes con un archivo adjunto te recomendamos o que te limites a enviarlos únicamente a los clientes que te pidieron ese archivo directamente (como facturas, notas, folletos, etc.) o que incluyas un link en tu correo en donde tus suscriptores interesados puedan descargar ese documento en un sitio externo.

Eso igual les permitirá tener el archivo a tus suscriptores y se verá menos sospechoso para los filtros anti-spam.

8.- Sé cauteloso al elegir la hora para enviar los correos

Nadie (o casi nadie) se pone a revisar sus correos a las 2, 3, 4 de la mañana así que es mejor que no los envíes a esas horas de la madrugada.

Y este tip no sólo es importante como estrategia de marketing, sino que también es importante que tengas en cuenta de que los filtros anti-spam se fijan mucho en la hora en que los humanos normalmente envían y reciben correos electrónicos y si envías un correo a deshoras pues lo van a encontrar sospechoso y una vez más caerías en riesgo de ser bloqueado.

No hay un rango de horas fijo que sean óptimas para los envíos (eso debes tantearlo tú según los resultados de tus campañas) porque hay muchos factores que influyen, pero sí es recomendable que evites enviarlos ya muy tarde en la noche, tal vez después de las 11:30p.m. o 12:00a.m., o muy temprano en la mañana, como antes de las 5:00a.m. -6:00a.m.

Si tienes seguidores en distintas zonas horarias es mejor que segmentes los envíos de tus campañas según su lugar geográfico para que todas lleguen a una buena hora sin importar qué.

9.-Depura los contactos en tus listas que se muestren inactivos

Como ya mencionamos, el tener rebotes constantes en el envío de correos electrónicos es un factor muy importante que los filtros anti-spam toman en cuenta en el momento de bloquear nuevos envíos, así que es mejor que estés al pendiente de ver de cuáles cuentas se te están rebotando los envíos y eliminarlos de tus listas lo antes posible para mejorar la reputación de tu empresa y así evitar estar en la mira para los bloqueos del anti-spam.

Igual si no les están llegando a nadie tus correos pues no es como que necesites esos contactos de todos modos.

10.- Nunca compres listas de correos

No solo es considerado ilegal y una violación a los derechos de privacidad de los usuarios sino que muchas veces esas listas contienen direcciones de correo que están desactualizadas o inactivas que no te van a servir para nada de todos modos. 

Además, el estar enviando muchos correos a ese tipo de cuentas de correo electrónico (las cuentas que marcan error de envío) con frecuencia te irá dando peor y peor reputación hasta que eventualmente termines entrando a la lista negra del anti-spam y una vez que pase tu cuenta quedará bloqueada y tendrás que empezar todo otra vez desde cero.

Créenos, comprar listas de correo equivale a muchos más riesgos que posibles recompensas.

11.- Tener el consentimiento de tus suscriptores para recibir correos es CRUCIAL

Y no dejes que nadie nunca te convenza de lo contrario.

Es mucho mejor que tengas el consentimiento de 100 usuarios a que envíes correos a 1,000 cuentas de correo aleatorias ¿Por qué? Porque al menos sabrás que esas 100 personas están genuinamente interesadas en tu negocio y lo que tienes que ofrecer, lo cual aumentará tus posibilidades de conversión y eso a su vez te ayudará a  cerrar más ventas y/o contrataciones.

Y de la otra forma te garantizamos que la gran mayoría de esos 1,000 usuarios desconocidos te van a ignorar por completo y si no terminas en sus carpetas de correos no deseados por default es enormemente probable que te terminen añadiendo en su lista de spam personalmente y con eso dañarías bastante tu reputación (Y bueno, ya hablamos de lo que pasaría si tu mala reputación se desborda).

Así que no olvides nunca pedir el consentimiento del cliente antes de añadirlo a tus listas e incluso si pudieras enviar un segundo email para confirmar la suscripción mucho mejor. Con eso te verías bien con tus clientes y también con los filtros anti-spam porque así ambos confirmarían que tu IP es confiable.

12.- Siempre da la opción para cancelar la suscripción

Es como dice el refrán “Si amas algo (tu cliente), déjalo ir. Si vuelve es tuyo, si no lo hace es que nunca lo fue”. Si un cliente decide cancelar la suscripción a tu boletín debes respetar esa decisión y no seguirlo abrumando con más correos electrónicos que literalmente ya no son deseados después de eso.

En primera porque es por ley que debes hacerlo y en segunda porque si le sigues enviando correos a suscriptores después de que ya te pidieron que dejaras de hacerlo es muy probable que automática o manualmente manden los nuevos correos a la carpeta de spam y es mil veces más preferible que den de baja la suscripción a que termines en la carpeta de spam porque al menos lo primero no afecta tu reputación para el envío de correos electrónicos futuros.

Así que ten siempre presente en todos tus correos la opción de cancelar la suscripción en un lugar visible y claro para que todos los clientes que decidan darse de baja lo puedan hacer con facilidad.

Te recomendamos añadir una pequeña encuesta para descubrir los motivos por los cuales los suscriptores se están dando de baja y así mejorar la calidad de tus campañas futuras.

13.- Prueba tus campañas de correo electrónico antes de enviarlas

Antes de enviar tu campaña a toda tu lista de seguidores, primero haz la prueba enviando unos cuantos correos electrónicos para verificar que no se estén quedando (o al menos no en su mayoría) en la carpeta de spam y así puedas hacer los cambios que consideres necesarios para mejorar su índice de entrega cuando ya envíes la campaña a los demás usuarios.

También puedes hacer uso de la herramienta de Prueba A/B de SendPulse, con la que podrás enviar distintas versiones de tu campaña de email marketing a grupos pequeños de tus suscriptores y luego enviar la versión que más guste al resto de tu lista.

Esto tea ayudará a incrementar tus índices de apertura (y por lo tanto mejorar tu reputación de envío) de forma exponencial.

14.- Envía contenido que sea genuinamente relevante para tus seguidores

Este es el último y tal vez más importante tip de todos: La mejor manera de evitar caer en la carpeta de spam es que procures que cada campaña de correo electrónico que envíes tenga contenido de calidad y que sea relevante para las personas que te siguen y también que tenga un propósito muy claro.

Si estás enviando correos todos los días y a todas horas nada más porque sí, lo único que lograrás es prácticamente invitar a tus seguidores y a sus bandejas de entrada a enviarte a la carpeta de spam. En vez de eso, trabaja tu estrategia de marketing para enviar correos a conciencia con la frecuencia apropiada, en días y horas óptimas para el alcance y procura que siempre una parte del objetivo de tus campañas sea capturar el interés de tus seguidores e invitarlos a participar y ser parte de las conversaciones que generes.

Eso no sólo será más que suficiente para generar buena reputación y evitar el bloqueo del spam, sino que también te hará formar una buena relación con tus clientes que en un futuro se podrían traducir en mejor alcance y mejor engagement y por lo tanto más posibilidad de ventas y/o contrataciones.

Evitar la carpeta de spam es un tema muy frecuente que atrapa la preocupación de nuestros clientes, así que por ellos y por ti que te diste el tiempo de leer esto es que nos esmeramos tanto en compartir nuestros mejores tips para que tus campañas de correo electrónico sean cada vez más óptimas.

Esperamos que los tips compartidos te sean de utilidad y si tienes alguna duda o algún tip extra que compartir sabes que eres bienvenido en nuestra sección de comentarios o en nuestras redes sociales para seguir aprendiendo juntos.

Y recuerda, no odies la carpeta de spam. Sólo está tratando de protegernos.

¡Hasta la próxima!

Posts by category